Términos y condiciones

CONDICIONES GENERALES

LA TIENDA DORMIDOR ASUME LA RESPONSABILIDAD DERIVADA DE CUALQUIER POSIBLE DEFECTO DE ORIGEN O MATERIA PRIMA DEL PRODUCTO ADQUIRIDO. EN TAL SUPUESTO SE PROCEDERÁ A LA REPARACIÓN, CAMBIO O DEVOLUCIÓN DEL PRODUCTO. 

NO NOS RESPONSABILIZAREMOS DE LAS DEFICIENCIAS QUE SE PRODUZCAN POR USO INCORRECTO, NEGLIGENCIAS, GOLPES O CAUSAS DE FUERZA MAYOR, NI DE LOS COMPONENTES SOMETIDOS A DESGASTE POR EL USO NORMAL DEL PRODUCTO. 

TODOS NUESTROS PRODUCTOS ESTÁN GARANTIZADOS EN EL ÁMBITO NACIONAL, FRENTE A DEFECTOS DE FABRICACIÓN DURANTE 2 AÑOS, EXCEPTO EN AQUELLOS PRODUCTOS QUE SE INDIQUE OTRO PLAZO.

Garantías en sistemas de descanso

Todos nuestros productos están garantizados en el ámbito nacional, frente a defectos de fabricación durante 2 años, excepto en aquellos productos que se indique otro plazo.

Tolerancias, forma y volumen: Con el fin de que los colchones, somieres, bases tapizadas y otros productos de descanso sean compatibles con los de otros fabricantes, todos cumplen la normativa europea sobre tolerancias en medidas de productos de descanso, en base a UNE-EN 1334: Ancho (+20mm-20mm) / Largo (+20mm-20mm). Por otra parte, los núcleos de relleno de las fundas de los colchones están constituidos por materiales suaves y pueden modificar ligeramente su longitud, anchura y altura durante el transporte y durante el uso. En concreto, se considera normal una pérdida del 10% de la altura del colchón y/o que en el mismo quede una marca donde se ha descansado durante varias horas.

Por esta razón, no se aceptarán devoluciones por ligeras variaciones en la medida de longitiud, altura o anchura final del producto.

La garantía sobre manchas de humedad sólo cubre los 6 primeros meses desde la entrega del producto. Si se trata de un problema de fabricación, estas manchas aparecerán durante los primeros 15 días o, como máximo, el primer mes. Una mancha después de 6 meses de uso del colchón puede ser debida a múltiples factores externos al producto, como por ejemplo, problemas de humedad en la estancia, una alta sudoración del durmiente o un mal uso del colchón.

Los colchones que incorporen un núcleo formado íntegramente por látex no serán válidos para bases tapizadas, somieres de lamas plastificadas, de fibra de carbono u otras superficies que no les permitan transpirar. Tampoco podrán incorporar protectores o fundas que impidan la ventilación del colchón.

Asimismo, ni los colchones de látex ni los viscoelásticos se pueden poner sobre bases barnizadas o melaminadas, dado que este tipo de bases favorecen la aparición de humedades en el colchón.

Los colchones viscoelásticos deben colocarse preferentemente sobre somieres de láminas o bases tapizadas. Si se colocan en otro tipo de superficies como por ejemplo camas bañera, tatamis, etc, deberá cuidarse al máximo la ventilación del equipo de descanso, pues este tipo de soportes impide la correcta aireación del colchón y pueden aparecer manchas de humedad.

Los colchones envasados al vacío deberán desembalarse en las 24/48 horas después de su recepción. Almacenar durante más tiempo un colchón envasado al vacío puede generar daños en el producto, para los cuales no será aplicable la garantía.

Al desembalar los colchones envasados al vacío, pueden haber arrugas en el tejido, que irán desapareciendo con el paso del tiempo y no suponen ningún impedimento para un correcto descanso. Por tanto, no serán motivo de devolución o cambio.

Además, ninguno de nuestros colchones podrá descansar sobre somieres de muelles, quedando eliminada la garantía en el caso de utilizarse con éstos.

En los somieres, las láminas rotas no entrarán en garantía pasada la primera semana de entrega del producto.

La articulación de cualquier somier, siempre se deberá realizar desde la posición totalmente plana y con el durmiente tumbado sobre el colchón. Nunca se siente sobre partes ya articuladas. Los somieres articulados no serán válidos para colchones de muelles.

El elevador de DecoBox de Pikolin no es compatible con suelos de madera, parquet, tarima flotante o similar.

Todos los somieres, según su medida, soportan un peso corporal máximo, independientemente que haya una o varias personas sobre el mismo. En las medidas individuales desde 67 cm hasta 105 cm de ancho, el peso máximo es de 120 kg. Para somieres de un cuerpo y medida 135 o 150 cm de ancho, el peso total de los ocupantes de la cama será de 180 kg. Por último, en los somieres gemelos, formados por dos cuerpos desde 67 cm hasta 105 cm no se deberán sobrepasar los 120 kg en cada uno de los cuerpos del somier.